Skip to main content
Average ER Wait Time
Checking ER Wait Time
The feed could not be reached
Retry?
TriStar Centennial Medical Center
--
mins

Fístula enterocutánea

Definición

Una fístula enterocutánea es una conexión anormal entre los intestinos y la piel. Los contenidos del intestino o del estómago pueden filtrarse a través de esta conexión. Los contenidos pueden filtrarse a otra parte del cuerpo o al exterior del cuerpo.

Fístula enterocutánea
exh61124
Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

La mayoría de las fístulas enterocutáneas se desarrollan como una complicación de la cirugía de intestino. Otras causas incluyen:

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que pueden incrementar el riesgo de sufrir una fístula enterocutánea son:

  • Antecedentes de tratamiento con radiación
  • Nutrición deficiente

Síntomas

Si tiene alguno de estos síntomas, no suponga que se deba a una fístula. Estos síntomas podrían ser causados por otras afecciones. Informe al médico si presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Filtración de contenidos intestinales de una herida abdominal a la piel
  • Diarrea
  • Dolor abdominal
  • Signos de infección
    • Fiebre, escalofríos, latidos cardiacos rápidos
  • Deshidratación

Diagnóstico

El médico le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes clínicos. Se le realizará un examen físico. Es posible que deba consultar a un cirujano colorrectal.

Las pruebas pueden incluir:

  • Esofagografía (con bario): una serie de radiografías de la garganta. El bario ayuda a que las imágenes de la garganta sean más claras.
  • Enema de bario (si el colon está implicado): se inserta líquido en el recto. El líquido hace que el colon se vea en una radiografía.
  • Fistulografía: se inserta colorante en una abertura de la piel. Se toman radiografías.
  • TC del abdomen : se toman varias imágenes radiográficas transversales para observar los órganos dentro del cuerpo.
  • Ultrasonido: una prueba que usa ondas sonoras para examinar el abdomen.

Tratamiento

La fístula debería curarse por sí misma en el plazo de 2 a 8 semanas. Consulte con el médico cuál es el mejor plan para usted. Las opciones de tratamiento incluyen:

  • Puede necesitar asistencia nutricional mientras la fístula se cura:
    • Es posible que necesite comer y beber alimentos con muchas calorías durante un tiempo.
    • Es posible que deba recibir productos nutritivos a través de una sonda conectada al estómago o el intestino.
    • Si los intestinos necesitan descansar, es posible que le administren productos nutritivos a través de la vena.
  • Es posible que se receten antibióticos para ayudar a prevenir o controlar la infección.
  • Se puede fijar un tubo de drenaje a la herida para recolectar la filtración de la fístula.
  • Si la fístula no se cura, puede ser necesario extirpar parte del intestino.

Prevención

No hay medidas que pueda tomar para ayudar a prevenir fístulas.

Revision Information

  • Reviewer: Daus Mahnke, MD
  • Review Date: 08/2015 -
  • Update Date: 09/23/2014 -
  • American Gastroenterological Association

    http://www.gastro.org

  • Crohn’s & Colitis Foundation of America

    http://www.ccfa.org

  • Crohn's & Colitis Canada

    http://www.crohnsandcolitis.ca

  • Health Canada

    http://www.hc-sc.gc.ca

  • Cobb A, Knaggs E. The nursing management of enterocutaneous fistulae: a challenge for all. BrJCommunity Nurs. 2003;8;9:S32-8.

  • Enterocutaneous fistula. UCSF Medical Center website. Available at: http://www.ucsfhealth.org/conditions/enterocutaneous%5Ffistula. Accessed April 2, 2013.

  • Pritts TA, Fischer DR, Fischer JE. Postoperative enterocutaneous fistula. Holzheimer RG, Mannick JA, editors. Surgical Treatment: Evidence-Based and Problem-Oriented. Munich: Zuckschwerdt; 2001. Available from: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK6914. Accessed September 23, 2014.

The health information in this Health Library is provided by a third party. TriStar Health does not in any way create the content of this information. It is provided solely for informational purposes. It does not constitute medical advice and is not intended to be a substitute for proper medical care provided by a physician. Always consult with your doctor for appropriate examinations, treatment, testing, and care recommendations. Do not rely on information on this site as a tool for self-diagnosis. If you have a medical emergency, call 911.